fbpx
logo xterplagas control de plagas en barcelona 2020

Dirección

Carrer Nou de la Rambla, 141, 08004 Barcelona

CatalanEnglishFrenchGermanItalianSpanish

Palomas, entre amor y odio

por | Dic 16, 2021 | Noticias

Si vives en una ciudad o pueblo, seguro que hoy te cruzaste con palomas. Las palomas se han convertido en parte del paisaje de todas las ciudades o pueblos más o menos grandes. No existe plaza sin palomas, ni fuente en verano en la que no se remojen para evitar el calor.

Arremolinadas en cualquier lugar donde se les ofrece comida, caminando a lo largo de los parques y jardines o posadas en lo alto de los edificios, las palomas son parte de la fauna que nos rodea continuamente.

¿Qué tipo de aves son las palomas y cuáles son sus características?

El término “paloma” se aplica a varias especies de esta, pero las del género Columba son las llamadas “palomas típicas” en sentido estricto. Las especies de paloma más conocidas son la paloma bravía (Columbia livia) y su subespecie, la paloma doméstica (Columbia livia domestica).

Las palomas son aves relativamente pequeñas y de cuerpo compacto. La cabeza es reducida y las patas, sin plumas, son cortas. Poseen un pico pequeño y ligeramente curvado hacia abajo, en cuya superficie se sitúan 2 orificios nasales protegidos por una capa membranosa llamada opérculo. Sus alas son grandes y se impulsan gracias a potentes músculos. La cola es corta.

El tamaño, peso y color del plumaje varían mucho entre las especies. La paloma bravía mide entre 29 y 37 centímetros de longitud y 62-72 centímetros de envergadura. Los individuos silvestres o ferales pueden pesar de 238 a 380 gramos, pero las domésticas suelen ser un poco más pesadas debido a la abundancia de alimento que encuentran en las zonas pobladas.

Hábitat de las palomas, ¿dónde podemos encontrarlas?

Existen unas 310 especies en la familia Columbidae, y unas decenas en el género Columba. Hay palomas en todo el mundo, menos en la Antártida, las regiones más frías de los polos y algunas islas remotas. La paloma bravía salvaje es originaria de Europa, Asia Occidental y norte de África, pero ahora se encuentra en casi toda ciudad del mundo como paloma feral, es decir, de forma silvestre como descendiente de individuos domésticos.

Las palomas son aves adaptables, pues son capaces de habitar desde zonas montañosas hasta zonas tropicales. Se piensa que las palomas típicas son nativas del Viejo Mundo, pero algunas, al ser introducidas al Nuevo Mundo y adaptarse a los diferentes hábitats, comenzaron a proliferar. Hoy, puede verse palomas en los parques urbanos, alrededor de las granjas, en tierras de cultivo, en altos edificios urbanos y rurales y en puentes de ferrocarriles, entre otros sitios. Las palomas salvajes regularmente habitan acantilados rocosos. Por su parte, las domésticas suelen mantenerse en construcciones llamadas palomares.

¿Cuándo se consideran una plaga?

Se considera que la densidad de palomas es superior a lo deseado, cuando hay más de 400 palomas por kilómetro cuadrado, aunque esta cifra puede variar en función de las características de cada ciudad.

Las plagas de estas aves suponen un riesgo para la salud humana importante. Sus desechos pueden provocar más de 40 enfermedades y son portadoras de más de 50 ectoparásitos externos que pueden transmitir tanto a las personas como a los animales: garrapatas, piojos, ácaros, chinches, sarnilla…

Estas aves utilizan el propio nido para depositar sus excrementos, y se calcula que cada una de ellas puede producir unos catorce kilos de materia fecal al año. Esto hace que se abran grietas y huecos en las estructuras. El excremento de las palomas provoca un deterioro en edificios, monumentos, calles, parques, plazas…

Debido a la acumulación de excrementos puede llegar a desarrollarse la salmonella. La inhalación de excrementos secos o plumas puede provocar la psitacosis e infecciones fúngicas (enrojecimiento, exfoliación, ampollas, descamación de la piel, picor…).

Otro lugar, a donde pueden llegar las enfermedades son las huertas, causando que los alimentos queden infectados por clamidia, hongos y bacterias, que luego, pueden transmitirse a los seres humanos cuando se consumen estos alimentos.

Consejos para ahuyentarlas

Si tenéis un problema con las palomas lo mejor es llamar a un profesional que lo resuelva, pero os doy algunos consejos para intentar ahuyentarlas, aunque ella suele ser muy testaruda y tenéis que ser muy persistentes si queréis ganar la batalla.

  1. La limpieza de techos y depósitos de agua debe ser constante. Las palomas no solo buscan saciar el hambre, sino la sed. Si consiguen una fuente de agua cerca de allí, se posarán.
  2. Los aleros, techos y salientes de los grandes edificios son muchos de los lugares preferidos de las palomas para anidar, por lo que es conveniente, si hemos sufrido de una plaga de palomas, colocar mallas y redes anti palomas para evitar que aterricen en estos salientes del edificio, y que puedan anidar.
  3. Otro de los métodos que se suelen emplear para ahuyentar palomas son los dispositivos con ultrasonidos. Para que funcionen bien, debemos situarlos en techos altos, o en desvanes, pero sobre todo en áreas interiores en las que haya grandes espacios donde las palomas suelan anidar. Los ultrasonidos hacen daño a las palomas, aunque no son perceptibles para los humanos, y las ahuyentan con efectividad. Este tipo de tecnología se emplea en aeródromos para desplazar aves y reducir los riesgos de accidentes de aviones, aunque también funcionan como un medio para ahuyentar palomas para uso doméstico.
  4. Las palomas cuentan con muy buena visión. Si colocamos superficies punzantes plásticas en los sitios donde se posan, podrán divisarlas a lo lejos y abortar el aterrizaje.
  5. Las crías de palomas necesitan lugares tranquilos donde crecer. Sus progenitoras siempre buscarán sitios con características similares. Artefactos rotatorios –eléctricos o manuales– interrumpen ese buen descanso y evitan su estancia.

Algunas curiosidades sobre las palomas

En verdad, las palomas se encuentran en todas partes y es de todos los animales aquellos que vemos más a menudo sobre todos si vivimos en las ciudades. Pero, aunque las tenemos tan cerca y son para nosotros tan familiares, seguro que muchos de vosotros no saben algunas curiosidades sobre ellas…

…Que una paloma con los cuidados necesarios puede vivir hasta más de 30 años. Además, son unas aves muy románticas, están con su pareja de por vida y entre ambos se alternan para cuidar de los huevos. Y sin su pareja o sin tener a una paloma al rededor, es incapaz de poner huevos….

… y que existen competencias de vuelo de palomas y estas pueden alcanzar una velocidad de hasta 177km/h, encima los más veloces se venden por elevados precios. En 1992, se vendió al campeón por 130.000 dólares.

Otros datos curiosos sobre las palomas es que ellas son capaces de ver colores como nosotros y que la mayoría de las aves, sobre todo de tamaño grande son incapaces de volar casi recto hacia arriba, a diferencia de las palomas. Al igual que son las únicas que no tienen que levantar su cabeza para tragar agua….

…Y para finalizar, unos datos muy curiosos de estas aves es que participaron en la Primera y Segunda Guerra Mundial, los pilotos de avión las llevaban en jaulas con el objetivo de avisar en caso de que un avión sufriera un accidente. Actualmente en algunos ejércitos, continúan utilizándolas con el mismo fin.

Además, en el siglo XVII sus excrementos se utilizaban para fabricar pólvora.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Qué plaga tienes?
Hola, ¿Qué plaga tienes?
Estamos trabajando todos los días,
Fin de semana urgencias, 24 horas.