931301466 - Atención 24 HORAS info@xterplagas.com

CONTROL DE HORMIGAS EN BARCELONA

La hormiga (Linepithema humile) es una especie nativa de Argentina, Paraguay, Uruguay y España pero se ha expandido por otros muchos sectores del mundo por acción humana. Las reinas miden unos 4 mm y las obreras entre 2 y 3 mm. No existe división de castas entre las obreras. Se le considera una plaga o especie invasora porque ataca y destruye colonias de )especies nativas de los sectores que habita, además que se dedica a la crianza de áfidos, de los cuales extrae una sustancia azucarada como alimento. Los áfidos se alimentan de plantas por lo tanto son perjudiciales para la agricultura. Se encuentran colonias muy grandes que nidifican en lugares que les brinde protección (paredes, bajos suelos, etc)

 

LA HORMIGA

(MISTERIOS Y VIDA DE UNA HORMIGA)

Todos recordaran la fábula de Esopo “La cigarra y la hormiga”, donde se cuenta la historia de una cigarra que pasa todo el verano cantando mientras la hormiga trabajaba intensamente para recopilar provisiones para el invierno. Mas allá de la moral de la fábula sobre los esfuerzos que tiene que hacer cada uno en la vida para que no se encuentre desprovisto en un hipotético futuro, la fábula nos indica la organización y la disciplina de este insecto.

En algunas especies de hormigas hay castas físicas (con obreras de diferentes clases según el tamaño, denominadas obreras menores, medias y mayores), las más grandes suelen ayudar a los soldados siendo «cazadoras» como en la hormiga bulldog. Son denominados a veces hormigas «soldados» porque sus mandíbulas más potentes las hacen más eficaces en el combate. En algunas especies no existen las medianas y se aprecia una gran diferencia entre las menores y las mayores. Las hormigas tejedoras (género Oecophylla), por ejemplo, tienen una marcada distribución bimodal y otras especies son monomorfas, es decir todos los miembros son parecidos o iguales en su morfología y no tienen soldados. ​ Otras especies presentan una variación continua en el tamaño de las obreras. Las obreras más pequeñas de la especie Pheidologeton diversus tienen un peso en seco 500 veces inferior al de sus compañeras de mayor tamaño.

 

Las obreras no pueden aparearse; sin embargo, debido al sistema haplodiploide de determinación sexual de las hormigas, las obreras de ciertas especies pueden poner huevos no fertilizados que resultan en machos haploides completamente fértiles. El papel de las obreras puede cambiar con la edad y, en algunas especies como las llamadas hormigas melíferas (género Myrmecocystus), un cierto número de obreras jóvenes son alimentadas hasta que su gáster se hincha de forma desproporcionada y sirven como auténticos depósitos vivientes de alimento. Inicialmente se creyó que este polimorfismo en la morfología y el comportamiento de las obreras estaba determinado por factores ambientales, como la nutrición o la acción de las hormonas, que conducían a diferentes tipos de desarrollo; sin embargo, se han detectado diferencias genéticas entre las castas obreras en especies del género Acromyrmex.​ Estos polimorfismos son causados por cambios genéticos relativamente pequeños; las diferencias en un único gen de Solenopsis invicta pueden determinar si la colonia tendrá una o varias reinas.​ La especie australiana Myrmecia pilosula tiene un único par de cromosomas (los machos, en su condición de haploides, solo tienen un cromosoma); esto representa el número de cromosomas más bajo conocido en el mundo animal, lo que las convierte en un interesante tema de estudio en la genética y la biología del desarrollo de los insectos sociales.

 

Toda esta característica ha permitido a este insecto de colonizar casi todas las zonas terrestres del planeta; los únicos lugares que carecen de hormigas indígenas son la Antártida y algunas islas remotas o inhóspitas.

 

 Sus sociedades se caracterizan por la división del trabajo, la comunicación entre individuos y la capacidad de resolver problemas complejos. ​ Estos paralelismos con las sociedades humanas han sido durante mucho tiempo fuente de inspiración y objeto de numerosos estudios.​

Las sociedades que forman las hormigas siempre han fascinado a los humanos, y se ha escrito sobre ellas tanto humorística como seriamente. Mark Twain escribió sobre estos insectos en su obra A Tramp Abroad (1880).208​ Algunos autores contemporáneos las han utilizado como ejemplo para tratar el tema de la relación entre la sociedad y el individuo, como Robert Frost en su poema Departmental y T. H. White en su novela de fantasía The Once and Future King; en La vida de las hormigas, Maurice Maeterlinck, premio Nobel de Literatura, considera que estos insectos están llenos de misterios pero que, a la vez, pueden despertar un sinfín de analogías con el comportamiento humano. El padre de la etología y ganador del Premio Nobel de Fisiología o Medicina Karl von Frisch en su novela Doce pequeños huéspedes, a través de diversos insectos, entre los que están las hormigas, reflexiona sobre los seres minúsculos a los que apenas prestamos atención, excepto cuando nos pican, corretean por nuestra casa o devoran nuestra comida. La trama de la trilogía de ciencia ficción del entomólogo y escritor francés Bernard Werber, Las hormigas, se divide entre el mundo de las hormigas y el de los humanos; las hormigas y su comportamiento son descritos utilizando el conocimiento científico actual sobre las mismas.

 

En la antigua Grecia y en la antigua Roma la hormiga era considerada sagrada. En el primer impero se adoraba la diosa Myrmex que tenía semblanzas de hormiga, en el segundo rezaban la diosa Cerere para la producción y el mantenimiento de los cultivos.

 

Muchas culturas humanas las utilizan como alimento, medicina y como objeto de rituales. Algunas especies son muy valoradas en su papel de agentes de control biológico. ​ Sin embargo, su capacidad de explotar recursos provoca que las hormigas entren en conflicto con los humanos, puesto que pueden dañar cultivos e invadir edificios.

 

 Por esto muchos tipos de hormigas son consideradas como plagas y debido a la naturaleza adaptativa de sus colonias, eliminarlas por completo es casi imposible. Por lo tanto, la gestión de plagas se centra en controlar las poblaciones locales, en lugar de intentar eliminar una colonia entera, y la mayor parte de las tentativas para su control son soluciones temporales.

 

Enormes cantidades de hormigas normalmente viven el lote típico de una casa, aunque la mayoría lleva una vida oculta y subterránea está por otro motivo fuera de la vista.

Es común que solo cuando aparecen en interiores o producen sus vuelos nupciales periódicos llamen la atención de los humanos.

En general, las actividades de las hormigas son bastante beneficiosas. Muchas se alimentan de otros insectos, incluso de

insectos plaga. Por otro lado, las hormigas a veces fomentan las actividades de determinadas plagas de plantas, sobre todo áfidos, que excretan mielada azucarada dulce que muchas hormigas prefieren. Las hormigas se convierten en problemas importantes cuando se las encuentra en los hogares.

Las hormigas pueden instalarse en tu hogar y prácticamente en cualquier lugar, incluso en el jardín, debajo del suelo, alrededor de los árboles, dentro de las paredes, en tu garaje e incluso debajo de los cimientos. A menudo es difícil localizarlas sin la ayuda de un técnico profesional.

Las hormigas construyen sus hormigueros de forma organizada y pueden comunicarse entre sí para compartir información sobre las fuentes de alimento, así que cuando veas a unas cuantas, es probable que sigan muchas más. Xterplagas es una empresa de control de plagas con una dilatada experiencia que puede exterminar las hormigas de forma definitiva. Nuestros especialistas en control de plagas pueden localizar los hormigueros en tu propiedad y asegurarse de que todas las zonas sean tratadas de forma segura y rápida.

 

 

 

Abrir chat
1
¿Qué plaga tienes?
Hola, ¿Qué plaga tienes?
Estamos trabajando todos los días,
Fin de semana urgencias, 24 horas.