fbpx
logo xterplagas control de plagas en barcelona 2020

Dirección

Carrer Nou de la Rambla, 141, 08004 Barcelona

Horario

24 horas

CatalanEnglishFrenchGermanItalianSpanish

ORUGA PROCESIONARIA DEL PINO

por | Mar 4, 2021 | Noticias

(COMO DEFENDER NUESTRA MASCOTA)

Todo sabemos lo que el Covid 19 ha provocado, pero hay muchos factores segundarios que las restricciones impuestas por la pandemia han dejado como secuela.

Por ejemplo, con los primeros atisbos de la primavera será causas de un incremento masivo de la oruga procesionaria del pino (Thaumeotopea pityocampa), esto debido a las suspensiones de los tratamientos que otros años se llevaban a cabo contra esta plaga y las restricciones en uso de los productos biocidas que han quedado reducidos a la endoterapia como único tratamiento posible.

Consecuencias de las procesionarias del pino, (el nombre hace alusión al modo en que descienden de los troncos, en fila una tras otra como en una procesión); es un insecto que depositan lo huevos en este tipo de árboles. El movimiento en hileras lo utilizan para proteger su cabeza de sus depredadores, los pájaros. Las larvas permanecen protegidas en bolsa hasta febrero o marzo, en que descienden y se entierran hasta pupar; en julio salen las mariposas adultas y retoman el ciclo.

Milagros Fernandez de Lazeta, directora general de Anaclepa (Asociación Nacional de Empresa de Sanidad Ambiental), advierte en el peligro que conlleva una pandemia de este insecto para nuestra mascota.

Y es justo en el periodo primaveral cuando la oruga desciende de los pinos que reside el peligro por nuestros perros, gatos o cualquier otro animal que salga al exterior, puesto que la oruga tiene un mecanismo de defensa por medios de los más de 500 filamentos, llamado “tricomas”, que posee cada individuo.

Estos pelos muy urticantes por la persona, sobre todo si alérgica, pueden ser por nuestras mascotas motivo de muerte si lo ingieren y además el contacto con los tricomas, que funcionan a modo de dardos envenenados cuando el insecto se siente amenazado, puede provocarle inflamación del hocico y de la cabeza, picores intensos en la partes afectadas y abundante salivación.

El problema de la procesionaria no es nuevo, en los años pasado ya se habías acrecentado por los efectos del cambio climático.

Este insecto que en el siglo XX se encontraba solamente en bosque o en altitud, hoy también por las consecuencias de la pandemia, se ha convertido en habitual de parque y jardines con pinos en área habitadas.

El mejor método de control es la propia naturaleza.

La procesionaria posee una gran cantidad de depredadores​, como ortopteros comedores de puestas, las hormigas rojas, avispas, pequeños pájaros insectívoros, como el carbonero, el herrerillo, cuco, etc.). También el Lirón careto, mirlo o tordo y la abubilla, los cuales capturan crisálidas enterradas. Por último, los murciélagos, que se alimentan en las noches de verano de las mariposas, aunque tienen serios problemas con los pelos urticantes de las orugas. Y, además, el cuervo y la urraca.

También destaca la eficacia de unos hongos del suelo. Los hongos del género Cordyceps, cuyas esporas quedan atrapadas entre los pelos de las orugas en su descenso a tierra en primavera. El soterramiento de estas y la humedad de tierra favorecen la germinación de los hongos sobre la crisálida procesionaria, alimentándose de estos tejidos orgánicos y matando la mariposa que se desarrolla en su interior.

Para controlar artificialmente las poblaciones de esta especie se utilizan medios físicos, químicos y biológicos.

Los veterinarios aseguran que el mejor remedio es la prevención, pero si nuestro amigo a cuatro patas sufre una picadura, lo que recomiendan es llevarlo inmediatamente a un profesional, si vemos nuestra mascota rascándose el hocico o frotándose contra el suelo.

Otra cosa importante es que se puede lavar la picadura si la zona afectada es una pata o la espalda, pero si se lava la boca y hay pelos, estos pueden ir hacia adentro y es peor.

También conviene no confiarse en exceso con algunos medicamentos, como lo corticoides, que actuará sobre lo síntoma, pero la toxina seguirá afectando el animal.

Lo único que ganaremos es tiempo extra y siempre lo mejor es ir al veterinario.

En Barcelona la oruga procesionaria ya ha llegado a muchos parques, como el parque de las Aigues o el parque del Guinardó.

En alguna de estas zonas verdes el Ayuntamiento ha puesto carteles para avisarnos de la presencia de esta especie.

Por ellos, es aconsejable no pasear con perros y gatos por pinares donde se ven nidos, sobre todos con los cachorros, que se ven atraídos por la fila de orugas e interactúan con ella.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Qué plaga tienes?
Hola, ¿Qué plaga tienes?
Estamos trabajando todos los días,
Fin de semana urgencias, 24 horas.