fbpx
logo xterplagas control de plagas en barcelona 2020

Dirección

Carrer Nou de la Rambla, 141, 08004 Barcelona

Horario

24 horas

CatalanEnglishFrenchGermanItalianSpanish

LAS COTORRAS DE BARCELONA

por | Mar 30, 2021 | Noticias

La abundancia de recursos alimentarios, entre ellos la basura; la presencia de pocos depredadores y un microclima más templado y regular son factores clave para qué los pájaros, animales oportunistas, han colonizado Barcelona.

Pero entre ellos están especies que saben adaptarse mejor que otras, siguiendo los cambios urbanos e invadiendo entera área que antes no contaban con su presencia.

Una de estas especies es la cotorra argentina qué con su color verde, su vientre gris, el curioso y constante sonido que inunda las calles a cualquier hora del día se han convertido en una presencia habitual en nuestros barrios.

Barcelona hace medio siglo no contaba con este ruidoso y simpático pájaro, que empezaron a llegar en los hogares barceloneses en la década de los setenta.

Se va a citar su primera comparsa en la ciudad en las palmeras del cementerio del Poble Nou.

Su condición de plaga en argentina y otro lugar de Iberoamérica fue la causa porque este animal se trasladó hacia la ciudad condal.

La superpoblación lo convertía en una mascota barata, asequible para la mayoría de los bolsillos.

Pero este listo animalito amante más que cualquiera de la libertad una vez bajado en el suelo español y encerrado en su jaula, no se sintió muy a gusto. Así o abría su prisión y se escapaban como un hábil ladrón o usaban su griterío como arma para agobiar sus dueños y así se le abría, sin tanta molestia para ellas, las puertas hacia la libertad.

Después de estos primeros años difícil, hoy en día las cotorras son los dueños indiscutibles de la ciudad y desde las alturas de las palmeras, o desde el vértigo ferruginoso de las torres eléctricas, ahora que las calles son más vacías que nunca, miran su inmenso paisaje de alquitrán y sus gritos se oye por la ciudad más alto y solitarios.

Según uno de los ultimo censos hechos públicos, Barcelona es la ciudad española con más cotorras, con cerca 3.000 nidos y 10.000 ejemplares, según SEO/Birdlife.

Por esto debido a su potencial colonizador y constituir una amenaza para las especies autóctona, los hábitats y los ecosistemas, esta especie está incluida en el Catálogo Español de Especie Exóticas Invasora.

Y también ya se considera como una plaga: son gran devoradoras de frutos de plantas no autóctonas como las palmeras y dañan la vegetación ornamental, usando sus ramas para hacerse el nido y más en primavera cuando florecen. Aportan daños a la agricultura, arrasando con tomadera y haciendo desesperar lo dueño de los cultivos del Delta del Llobregat.

Además, causan molestia para sus ruidos, pueden tirar dátiles desde alturas peligrosas y se ha detectado que donde abundan sus nidos dejan de verse otra especie de pájaros.

Los nidos son otro gran problema porque se pueden caer. Sus pesos pueden llegar hasta los 300 quilogramos, porque esta especie, como un tiempo se hacía en las grandes familias humanas, conviven en el hogar con sus crías y respectivas descendencias.

También pueden ser un peligro para la salud humana dado que su plumaje puede provocar la neumonitis, una infección pulmonar provocada por las pequeñas partículas de plumas y piel.

Las autoridades advierten que si no se hace nada en pocos años su población se podría doblar.

¿Qué hacer? Como siempre ellos la solución la tienen clara: limitar la población con armas de fuego, u otra genial idea contemplada es la de la castración química, con el riesgo que también otra especie, a lo mejor alguna de ella en peligro de extinción, coman las semillas químicamente manipuladas y se queden sin descendientes.

Como siempre los errores de los humanos tienen que pagarlos las criaturas más indefensas, usando nuestra arrogancia para erradicar cualquier problema.

Yo tengo de la cotorra una imagen que siempre me aparece cuando la veo por las calles.

Una imagen que le dan un origen románticas, una visión poética de su llegada a Barcelona. No sé si alguien me contó esta historia, si la leí en algún libro o solamente la soñé; pero la veo salir a millones de un gran barco, que delante de la costa barcelonesa se incendió hundiéndose en el azul calmo del mediterráneo.

Una inmensa ala verde que abandona un trágico espectáculo de humos y llamas para posarse con épico chillo sobre la playa.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Qué plaga tienes?
Hola, ¿Qué plaga tienes?
Estamos trabajando todos los días,
Fin de semana urgencias, 24 horas.