931301466 - Atención 24 HORAS info@xterplagas.com

EL INVIERNO TAMBIEN TIENE SUS PLAGAS

por | Feb 22, 2021 | Noticias

Aunque muchos piensen que las plagas solo son un problema del verano, la verdad es que, en invierno, con la bajada de las temperaturas, muchos insectos, pájaros y roedores buscan alternativa al frio de la calle en casas, negocios, oficina y cualquier lugar donde encontrar el calor que necesitan.

De hecho, el control de plagas en invierno es tan necesario como en verano.
Con las caídas de las temperaturas es todavía más difícil ver nuestros pequeños inquilinos, porque prefieren permanecer en sus escondrijos;
por ello es mucho mas difícil darnos cuenta de su presencia y actuar antes que el problema se escape de nuestro control.
Entre los insectos y pequeños mamíferos que suelen escaparse del frio para ocupar nuestros hogares, destacan los siguiente:

 

CUCARACHAS:

Las cucarachas han existido por millones de años, evolucionando en algunas de las criaturas más adaptables del mundo. Pero ¿son capaces de sobrevivir al frío? En general, la mayoría de los tipos de cucarachas pueden sobrevivir durante todo el año, siempre y cuando tengan fácil acceso a un ambiente cálido y húmedo. Por esto las cucarachas son muy comunes en esta época del año. Éstas pueden acceder por los conductos de aire o por las tuberías de la cocina y el aseo. En estos rincones encuentran humedad, comida y agua, todo lo necesario para vivir.

LAS CHINCHES Y LAS PULGAS:

Tanto las chinches como las pulgas son pequeños insectos bastante invasivos que se alimentan de sangre. Son una de las plagas comunes en invierno. Estas pueden reproducirse durante todo el año, siempre y cuando encuentren las condiciones óptimas, como las que se pueden conseguir dentro de una casa, departamento o local.

RATAS Y RATONES:

Los roedores siempre buscan espacios cálidos en invierno. Es de vital importancia estar atentos a su presencia, se esconden y se reproducen con facilidad. Por esto es difícil percibir su presencia, pero   hay que evitar cohabitar con ellos ya que son portadores de muchas enfermedades.

LOS ARACNIDOS:

Dentro de la familia de los arácnidos, además de un gran número de especies de arañas, se encuentran los escorpiones, vinagrillos y garrapatas. Este grupo de invertebrados se mantiene en actividad a lo largo de todo el año y cuando la temperatura disminuye comienzan a buscar escondites donde refugiarse del frio. Esto representa una amenaza debido a que dentro de la familia de los arácnidos se encuentran varias especies venenosas y potencialmente mortales.

TERMITAS:

La actividad de estos insectos depende de su temperatura corporal, que la adquieren de su entorno. Por esto la propia actividad humana puede mantener las termitas activa durante el invierno en muchos lugares. Es muy difícil detectar su existencia y la mayoría de las veces nos damos cuenta de ellas demasiado tarde.

HORMIGAS:

No es muy común ver un ejército de hormigas marchando por la cocina en pleno invierno. Sin embargo, eso no significa que no estén cerca. Las hormigas tienen mucho éxito en pasar el invierno al aire libre, incluyendo nuestros propios patios. Durante los meses de otoño, consumen grandes cantidades de alimentos con el objetivo de engordar para sobrevivir durante semanas sin comer. A medida que llega el frío invernal, su temperatura corporal y productividad disminuye significativamente, por lo que sellan su colonia hasta que llegue la primavera. Cuando suba la temperatura, las hormigas emergerán de sus sitios de invierno, llenas de energía y listas para arruinar la próxima barbacoa en el patio trasero.

A menudo para eliminar estas plagas se suele recurrir a remedio casero, sin embargo, estos pueden agravar el problema.

La mejor forma de controlar una plaga siempre será la prevención. Es necesario revisar con frecuencia nuestro hogar o local, las plagas comunes en invierno se encuentran en sus escondites resguardándose de las bajas temperaturas. Se deben mantener los estantes y almacenes lo más limpios posible. Además, se debe evitar tener leña guardada dentro del hogar para no crear un posible escondite para estos animales.

Conclusión:

El invierno no aleja a todas las plagas, por eso siempre hay que estar alerta sobre su presencia. La familia de los arácnidos, las termitas, roedores, pulgas y chinches son plagas comunes en invierno y representan una seria amenaza para la salud, además de ser muy molestos. Por ello es importante tomar medidas para evitar su presencia, pero en caso de que sea tarde y ya se encuentren dentro de casa, lo más inteligente será recurrir a ayuda profesional.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Qué plaga tienes?
Hola, ¿Qué plaga tienes?
Estamos trabajando todos los días,
Fin de semana urgencias, 24 horas.