fbpx

EL CAMBIO CLIMATICO Y SEIS PLAGAS QUE AMENAZAN EL MUNDO

por | Mar 16, 2021 | Noticias

El cambio climático está abriendo nuevo habitas para las plagas, una amenaza para la agricultura.Todos sabemos que el cambio climático está revolucionando el mundo, sus efectos se notan en todos los ámbitos y donde sus consecuencias podrían ser más demoledores es en la oferta mundial de alimentos.

La aparición de fenómenos meteorológicos más violentos, sequías, incendios, la muerte de especies animales y vegetales, los desbordamientos de ríos y lagos están cambiando los ecosistemas.

Se abren así nuevos hábitats para viejas plagas y entre todas esta seis son la que más tenemos que vigilar en los próximos años.

Cogollero de maíz Spodoptera frugiperda se encuentra en: África, Australia, Asia oriental y meridional, y América del Norte y del Sur.

Se alimenta de maíz, arroz, sorgo, caña de azúcar y trigo.

Es una especie de lepidóptero ditrisio de la familia Noctuidae, muy conocida en el ámbito agrícola por ser una plaga bastante importante que ataca a diversos cultivos de importancia económica.

El adulto mide de 32 a 40 mm de envergadura. Las alas delanteras son castaño grisáceas y las posteriores son blancas. Hay un ligero dimorfismo sexual; los machos tienen un diseño más pronunciado y una mancha blanca en las alas anteriores. El primer estadio larval es de color claro con una cabeza grande y oscura. Los estadios subsiguientes se vuelven más oscuros, marrones con líneas blancas longitudinales. También desarrollan manchas oscuras y espinas.

La plaga infesta alrededor del 15 % de la cosecha de maíz de Zambia este año.

También contribuyo a una disminución del 4% en la cosecha de maíz de China, una diferencia de casi 11 millones de toneladas, lo que provocó los aumentos de los precios y obligo al país a gastar su reserva estratégica.

Gusano de la raíz del maíz Diabrotica vigifera virgifera encontrado en: Europa y América del Norte.

El impacto de esta plaga ha sido y es continuo y significativo, especialmente por el amplísimo rango de cultivos atacados, y la abundancia natural de estas especies en el campo.

Su larva es una de las peores plagas de la agricultura porque se alimentan de las raíces de las plantas.

Esto hace que su presencia sea muy difícil de detectar: la estructura de la raíz de las plantas puede estar casi destruida, pero por encima todo puede parecer normal.

Otro motivo de preocupación es que el gusano de la raíz se hace cada vez más resistente a las modificaciones genética del maíz, diseñada con el intento de frustrarlo.

Broca del café Hypothenemus hampei se encuentra en: climas tropicales en todo aquello países productores de café.

Este pequeño escarabajo se come el fruto de lo cafetos de dentro hacia fuera.

El Hypothenemus hampei es una especie de coleóptero curculiónido de la subfamilia Scolytinae, del tamaño de la cabeza de un alfiler.

Las larvas son ápodas, blancas y de cabeza marrón.

Tienen mandíbulas fuertes prolongadas hacia adelante, su cuerpo está cubierto por pilosidad blanca; las pupas son al principio blancas, pero luego se van amarilleando y pueden medir entre 0,5 y 1,9 mm.

Los adultos son similares a pequeños gorgojos de color negro.

Este insecto solía permanecer en elevaciones más baja y cálidas, pero el aumento de las temperaturas los ha llevado a subir por la montaña.

Las variedades de café arábica más cara es las más afectada por esta plaga, porque prefieren crecer en las laderas, y los agricultores que buscan tierras más altas debido al cambio climático se están quedando sin espacio.

Langosta del desierto Schistocerca gregaria. Se encuentra en: África orienta, Asia y Medio Oriente y en algunos casos en Europa.

Este insecto come prácticamente de todo, es una de las plagas bíblica, un verdadero killer de cultivos.

Desde enero de 2020 y como consecuencia de los cambios en las condiciones climáticas, se ha dado una nueva proliferación de enjambres que están desencadenando una crisis humanitaria en África Oriental, principalmente en Kenia, Etiopía, Somalia y Sudán del Sur.​ La FAO realizó un llamado internacional para solicitar una financiación urgente con el fin de hacer frente a esta plaga, informando así que la actual es la peor que ha afectado a Etiopía y Somalia en 25 años y la mayor infestación que ha enfrentado Kenia en los últimos 70 años. Se prevé que la seguridad alimentaria de casi 12 millones de personas será afectada de forma directa en los siguientes meses.

Todo esto debido al calentamiento de los mares, que generan más huracanes y tifones, los cuales crean el caldo de cultivo perfecto para la langosta.

Las lluvias abundantes humedecen el suelo, ayudan los huevos a prosperar y alientan el crecimiento de la vegetación en regiones típicamente áridas.

Mosquito de agalla de soja Resseliella máxima. Se encuentra en: Grandes llanuras de EE.UU, arrastrándose hacia el medio Oeste. Tan bien ha estado apareciendo en los campos de soja en Iowa, Minnesota y Nebraska.

Los insectos de la familia Cecidomyiidae miden de 1 a 5 mm de longitud, tienen antenas largas y sus alas presentan

una venación débil y reducida en número.

Sus larvas atacan los tallos de las plantas de soja que están en la flor. Estos insectos deforman las hojas e impiden el desarrollo normal de la planta. Ataques muy severos de la mosca de las agallas causan un amarillamiento de la planta, y las raíces se tornan finas y fibrosas.

Hasta ahora no se conoce una defensa efectiva y nada fue verdaderamente suficiente como para suprimir las larvas.

Drosophila alada Drosophila suzukii (Matsumura). Se encuentra en: Asia principalmente, pero cada vez más en América y Europa.

Se alimenta de frutas de verano, como bayas, cerezas y uvas.

conocidas vulgarmente como moscas de la fruta o del vinagre, mosquitas del vino o de la uva y moscas del bagazo.

La Drosophila suzukii ataca frutas de piel fina como “frambuesas” y cerezas.​ Algunas especies son vectores de bacterias del vinagre y esto puede arruinar la fermentación del vino o cerveza, convirtiéndolos en vinagre.

Su preferencia por frutas caras y suaves hace que los agricultores pierdan cada año millones de dólares porque después que estos pequeños insectos han pasado por su dulces cuerpo se le hace imposible de vender.

Aunque apareció en América del Norte hace solo una década ya ha causado mucho estragos en la agricultura y en las próximas décadas el aumento de temperaturas expandirá el hábitat potencial de la Drosophila, lo que le permitirá expandirse hacia el norte aún más.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Qué plaga tienes?
Hola, ¿Qué plaga tienes?
Estamos trabajando todos los días,
Fin de semana urgencias, 24 horas.